“Desarrollo de Capacidades para la Incidencia Política de los Líderes Juveniles en Bolivia”

La presente propuesta “Procesos de incidencia política de los y las jóvenes de Bolivia, pretende que grupos históricamente vulnerados de Bolivia como son los adolescentes y jóvenes hombres y mujeres mayoritariamente pobres, conozcan y ejerzan sus derechos frente al Estado nacional, y que este, en sus diferentes niveles, y como resultado del trabajo de los jóvenes y el mismo proyecto, promueva y formule políticas públicas favorables a esta población.

Esta propuesta es una continuación del proyecto “Fortalecimiento de la Sociedad Civil Nacional desde una perspectiva generacional” que significó ganar más derechos, más voz para y más protagonismo para adolescentes y jóvenes, proceso que se inició el 2006 en los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca, Tarija, y que ahora ampliamos a Santa Cruz y Cochabamba con el objetivo de promover el conocimiento y ejercicio de derechos ante el Estado con elementos transversales y prácticos de género y comunicaciones para el desarrollo, y lograr que este, el Estado reconozca y de plena participación a los y las jóvenes como sujetos de derecho social y político.

A pesar de que los últimos años, a partir del ingreso del presidente Evo Morales al poder los y las jóvenes tuvieron oportunidades de avanzar en la consecución de derechos y en lograr que sus propuestas fueran tomadas en cuenta en enclaves sociales tan importantes como la Asamblea Constituyente (vale la pena informar que más de 26 propuestas de los y las jóvenes han sido incorporadas en el nuevo texto constitucional), los problemas que actualmente asolan al país; violencia, división, atomización racismo, discriminación y marginalidad, tienen en los y las jóvenes, nuevamente a sus actores y victimas principales.

Los y las jóvenes están siendo utilizados principalmente como agentes de racismo y violencia en el duro enfrentamiento de guerra de baja intensidad en la que están envueltos Gobierno y oposición y no tienen, en la actualidad más formas de estar presente en los escenarios de la política que a través de la confrontación y la violencia.

Los y las jóvenes están siendo utilizados principalmente como agentes de racismo y violencia en el duro enfrentamiento de guerra de baja intensidad en la que están envueltos Gobierno y oposición y no tienen, en la actualidad más formas de estar presente en los escenarios de la política que a través de la confrontación y la violencia.

Por lo que vuelve a ser válido afirmar que la democracia boliviana es excluyente para los adolecentes y jóvenes e impide su participación decisoria en los procesos de desarrollo local y nacional, por lo cual, ellos y ellas, adoptan actitudes de rechazo, intolerancia, indiferencia y resistencia ante la sociedad y el estado.

La sociedad y el Estado boliviano no reconocen a los adolescentes y jóvenes como actores para el cambio integral. Tampoco se invierte ni fomenta el desarrollo de las competencias y capacidades juveniles con identidad propia para su participación en niveles de decisión de la sociedad.

Las estructuras del estado más cercanas al ciudadano, es decir, los municipios y también las prefecturas, responden a criterios políticos que no siempre están de acuerdo con estructuras democráticas y tampoco están suficientemente adecuadas a las necesidades de los adolescentes y jóvenes, los mismos que perciben a los gobiernos locales solamente como instancias de prestación de servicios urbanos y no como espacios de decisión política, lo cual contribuye a una concepción negativa de la democracia.

Existe una desconfianza general que a menudo se basa en pertenencia geográfica/ territorial o étnica entre organizaciones de adolescentes y jóvenes a pesar de que ellas dicen trabajar por los derechos humanos y la democracia.

La inexistencia de instancias de participación y control ciudadano en torno a temas de Derechos Humanos, violencia doméstica y pública que perturba el desarrollo de adolescentes y jóvenes. El estado y la sociedad no reconocen a los mismos como sujetos de Derecho